La Adicción como Enfermedad

Adicción es una condición en la cual la persona desarrolla dependencias físico-psico-social de cualquier sustancia que altere el estado de animo. Provoca que una persona use droga para obtener una gratificación a corto plazo, pero implica un precio a pagar por la gratificación recibida. Cuando el adicto no está usándola, piensa, planea y ve cuándo volverá a consumir, formando esto parte de la obsesión [34] que vive el individuo. El uso de sustancias tóxicas interfiere en la vida de la gente, provocando compulsión o extremada urgencia por volver a usarla una y otra vez a pesar de las consecuencias tan dolorosas que se presentan. La persona adicta usa la droga para eliminar el sufrimiento creado por el mismo uso.

La adicción es el consumo de sustancias adictivas (alcohol, droga, etc.) que conduce a la persona a seguir consumiendo sin poder detenerse. La adicción se distingue del uso de una droga, por la falta de libertad de elección por parte de la persona adicta. El consumo de drogas provoca que el enfermo adicto pierda su alternativa de elegir la frecuencia, la cantidad, y la naturaleza del uso de la sustancia.

DEFINICIÓN DE LA ADICCIÓN

La adicción es una enfermedad primaria, crónica con factores genéticos, psicosociales y ambientales que influencian su desarrollo y manifestaciones. La enfermedad es frecuentemente progresiva y mortal Esta caracterizada por episodios continuos o periódicos de: descontrol sobre el uso, preocupación asociada con el uso de sustancias, uso a pesar de consecuencias adversas, y distorsiones del pensamiento, la mas notable es la negación.

Enfermedad significa una discapacidad involuntaria. Representa la suma de fenómenos anormales que se presentan en un grupo de individuos. Estos fenómenos están asociados con un conjunto específico de características comunes, por lo que estos individuos difieren de la norma, y que los coloca en desventaja.

Primaria se refiere a la naturaleza de la adicción como entidad patológica separada de otros estados patofisiológicos que pueden estar asociados. La adicción no es un síntoma de otro proceso patológico [35] subyacente.

Frecuentemente progresiva y mortal significa que la enfermedad persiste a lo largo del tiempo y que los cambios físicos, emocionales y sociales son frecuentemente acumulativos y progresan mientras el uso continúa. La adicción causa muerte prematura a través de sobredosis, complicaciones orgánicas que involucran al cerebro, hígado, corazón, y otros órganos, dependiendo del tipo de adicción; y contribuye a la ocurrencia de suicidios, homicidios, violencia, maltrato, violación y abuso sexual, accidentes y otros eventos traumáticos interpersonales y/o familiares.

Descontrol se refiere a la pérdida de control o inhabilidad para limitar el uso, la duración del episodio de uso, la intensidad y las consecuencias conductuales del uso.

Preocupación asociada con el uso se refiere a la inversión excesiva de atención hacia el uso adictivo, el fundamento del uso, los efectos, las situaciones relacionadas con el uso; lo cual significa una gran inversión de energía y tiempo en las actividades adictivas, traduciéndose en un relativo descuido de los intereses importantes de la vida diaria.

Las consecuencias adversas son problemas relacionados con el uso que llevan a impedimentos en las áreas de: salud física, funcionamiento psicológico, funcionamiento interpersonal, funcionamiento ocupacional; y problemas legales, financieros y espirituales.

La negación es usada aquí, no solo en el sentido psicoanalítico de un simple mecanismo de defensa [36] que descalifica el significado de los eventos, sino más ampliamente incluyendo un amplio rango de maniobras psicológicas diseñadas para reducir la conciencia [37] del hecho de que el uso es la causa de los problemas del individuo, más que una solución a estos problemas. La negación se convierte en una parte integral de la enfermedad y un obstáculo importante para la recuperación.

Nota: Definición adaptada de la elaborada por ASAM/NCADD para el alcoholismo.

 

La adicción es una enfermedad física. Está propiamente clasificada, como el cáncer, enfermedad cardiaca, o diabetes, es decir, como enfermedad crónica, que produce daño físico, psicológico y social. Como víctimas de ésta enfermedad, los alcohólicos y adictos a otras sustancias tienen condiciones físicas que les han causado susceptibilidad en desarrollar esta enfermedad. Hoy en día la adicción esta extensamente aceptada como una enfermedad pero, hasta hace poco era considerado un problema psicológico o moral.

La adicción es una enfermedad física primaria, que afecta todas las áreas en la vida de una persona. Por esta razón llamamos a la adición enfermedad bio-psico-social. En donde «Biológica» significa orgánica . «Psico» mental y «Social» se refiere a las relaciones con las personas.

El estudio de la química del cerebro que afectan la transmisión de los mensajes a través de las células nerviosas está avanzando cada día más para lograr entender perfectamente la adicción. Pero muchas de estas respuestas que han sido descubiertas, también están abriendo nuevas preguntas. Todo el proceso de la adicción química en el cerebro es muy complejo, pero esta claro que la química del cerebro en una persona adicta difiere de la de una persona no adicta.

Mucho se ha aprendido en el estudio del metabolismo del hígado, que muestra que muchas personas con una historia familiar de alcoholismo metabolizan el alcohol (éste se deshace y se elimina del cuerpo) de manera diferente, aún antes de que hubiera una indicación de problemas con la bebida difiriendo de personas sin esta historia familiar de alcoholismo.

Estos estudios apoyan una base genética y hereditaria de la adicción. Las personas con disposición genética hacia el alcoholismo no están predestinadas a desarrollar la enfermedad, pero hay un porcentaje de riesgo muy alto por la forma en que sus cuerpos responden ante el alcohol.

La investigación de Charles Leiber (investigador de genética de Harbard), Marc Schuckit (investigador de la U de Calf en San Diego) y otros, indican que algunas personas nacen con un cuerpo más susceptible a la adicción que otras.

Un individuo requiere del uso de alcohol o droga para volverse adicto. La predisposición genética influencia en que tanto alcohol o droga se tiene que consumir en un periodo de tiempo para provocar o disparar la adicción. Cada persona posee distinto nivel de susceptibilidad genética o hereditaria que lo hará susceptible a la adicción. En algunas personas una pequeña cantidad de alcohol o el uso de drogas en un lapso corto de tiempo provoca adicción, sin embargo otras requieren el uso por un periodo de tiempo mayor, para que se desarrolle la enfermedad adictiva.

El uso continuo de sustancias adictivas conduce a seguir consumiéndolas.

 

Una persona comienza a usar alcohol o drogas por razones psicosociales. Esta bebe porque se siente bien (razón psicológica), porque otras personas lo hacen, porque le ayuda a integrarse, o porque se siente presionado (razones sociales).

 

Las personas se vuelven adictas por razones físicas. Desarrollan tolerancia e ingieren más bebida para producir el mismo efecto, ya que las células del cuerpo se adaptan a altos niveles de droga y empiezan a funcionar normal cuando está presente. Esto conduce a la dependencia. El cuerpo comienza a necesitar droga y su ausencia causa síntomas de supresión física, provocando incomodidad y enfermedad.

Estos cambios se hacen de manera progresiva y selectiva, de modo que existen varias fases del proceso adictivo y en casi todas la persona puede conservar su inteligencia y habilidad para funcionar excepto en asuntos relacionados con su consumo.

La mayoría de las personas usan droga por sentirse bien, y por que no han aprendido a usar caminos efectivos para enfrentarse a los sentimientos, situaciones y personas. Su dependencia es tanto psicosocial como física, y todas las áreas de su vida se ven afectadas.

Estos cambios bioquímicos son producidos por la estimulación del cerebro predispuesto genéticamente del adicto, que genera una reacción exagerada al consumo y que distorsiona el sistema neuronal de la estimulación y los instinto [38] s, por consiguiente la conducta.

 

 
Adicción como
enfermedad